¿Startup o negocio convencional?

0
242

Esta semana quiero comenzar mis artículos en el punto en que lo dejé la semana pasada.

Sigo con mi insistencia personal de hacer recapacitar sobre la opción de montar un negocio propio, en caso de que no encontréis trabajo. Aunque tal vez estos artículos os ayuden a tomar esta decisión aún sin tener una situación opuesta en la búsqueda de empleo.

Hoy voy a jugar al juego de las diferencias. Voy a exponer dos modelos de negocio. Supongamos que vamos a trabajar como diseñadores gráficos, como diseñadores web, como community managers, como asesores de marketing, como bloggers, como ilustradores, etc. El primero modelo del que voy a hablar es el modelo convencional. Tras esto haremos la comparativa con la opción online.

Soy consciente de que el título se refiere a una startup, o empresa basada en las nuevas tecnologías. Aunque yo soy de los que piensas que el modelo startup es muy trasladable a otro tipo de negocios. ¿Por qué la startup no puedo ser yo mismo? ¿Por qué no puedo ser yo la aplicación que te hace páginas web, o logotipos? Bueno, por ahí van los tiros. Sé que mucha gente os hablará de este modelo de negocio, yo lo quiero fusionar con vuestro oficio.

Dicho esto, vamos a empezar la exposición.

startup-o-negocio-tradicional-02

El negocio convencional.

Todos sabemos cómo es este tipo de negocios pero tal vez no hayamos calculado todos sus costes y el porqué de estos. El negocio convencional parte de un local. Una oficina, un estudio, una tienda, etc. Este puede estar en un bajo comercial, en un piso, o si somos un poco más modernos, en un espacio de coworking. Por lo tanto, el primer coste que nos vamos a encontrar aquí es el de montar nuestras instalaciones y este coste abarca lo siguiente:

Alquiler de local.

Normalmente nos piden un mes por adelantado más un mes de fianza. Los precios son muy relativos, suelen depender de los metros del espacio, de la zona, y de si es un bajo o un piso.

En España, pongamos que cuesta un mínimo de 300€/mes. Así que inversión inicial: 600€

Decoración del local.

Bien, ya tenemos loca, pero, un negocio con estilo necesita decorar un poco las instalaciones, y es que queremos destacar ante la competencia. No es cuestión de que vengan nuestros primeros clientes y al ver un local poco trabajado nos descarten por no dar imagen de creativos. Y aquí la creatividad cuenta mucho. No es el dinero lo que hace las buenas decoraciones, es la imaginación. Y vosotros tenéis mucha.

Vamos a suponer que lo haces vosotros. Compráis un buen papel pintado, y una pintura elegante, unos cuantos cuadros, etc. Vamos a suponer que invertimos en la decoración del local unos 500€.

Mobiliario.

Tenemos oficina, tenemos unas paredes muy bonitas, pero, necesitamos: mesas, sillas, lámparas, armarios, etc. Tirando por lo barato, lo muy barato, aquí en España no bajaríais de 1.000€ para una oficina que tuviera un puesto informático, una mesa de reuniones con unas cuantas sillas, archivadores, etc.

Publicidad.

Bien, ya tenemos la oficina lista. Ahora hay que conseguir clientes. Tengo que hacer mi propia publicidad. Tarjetas, flyers, carteles, cuñas de radio, etc. Contemos con una inversión mínima, suponiendo que el diseño sea cosa nuestra, de otros 500€.

Línea de teléfono e internet.

Nada que decir sobre esto. Coste: 40€/mes

Página web.

No podemos vender páginas web si no tenemos una propia, así que otra parte de la inversión iría destinada a eso. Una página sencilla, pongamos 1.000€.

Total de inversión (mínima): 3.640€ y un gasto mensual siguiente de 340€ fijos.

Este modelo de negocio, como he dicho antes, parte de un local y en gestionar los clientes de la forma convencional. Tendrá la limitación de la zona, es decir, trabajaremos para un público objetivo relacionado con los habitantes de la zona.

El horario laboral puede ser de lunes a viernes entre las 8:00 y las 20:00 y los sábados por la mañana.

Startup / negocio online.

Este negocio tiene un planteamiento completamente diferente.

Local de trabajo: El salón de nuestra casa.

Costes de decoración.

Ninguno.

Costes de mobiliario.

Ninguno.

Costes de publicidad.

Ninguno. La publicidad la haremos vía las redes sociales. Llegaremos a muchísima más gente y no nos costará nada. Cuando nos vaya bien la cosa, empezaremos a invertir en Adwords y Adsense.

Línea de teléfono e internet.

Los mismos costes que en el modelo convencional, 40€, aunque si ya tenemos línea de internet en casa ya estamos cubiertos, aunque el gasto es el mismo.

Página web.

Aquí la cosa cambia. La página web tiene que ser un poco más elaborada. Si queremos centrar nuestro negocio en internet, la web tiene que ser bastante más impactante a si nuestro negocio es más convencional y la página un apoyo de este. En este segundo caso tenemos que intentar vender nuestros productos desde la propia web, así que hagamos una inversión un poco mayor. 1.500€

Total de inversión: 1.540€ y un gasto mensual siguiente de 40€ fijos.

Con este modelo de negocios no tenemos ni límites de zona, ya que podemos vender a cualquier parte del mundo, ni límites de horarios. Cuando ahí es de día aquí es de noche. Los sábados y los domingos se puede vender muchísimo por internet.

En definitiva: Tenemos un modelo de negocio más barato, muchísimo más, sin apenas costes mensuales, y que nos puede aportar muchísimos más clientes si hacemos las cosas bien.

Estos precios que pongo son muy orientativos y como digo siempre, desde mi punto de vista.

Termino este artículo recomendando a todos los que me estáis leyendo que reflexionéis sobre lo que habéis leído. Que lo penséis y que lo empecéis a ver como una opción muy válida.

Si no lo intentas nunca sabrás de lo que eres capaz.

Os recuerdo que me podéis encontrar en las siguientes redes sociales. Os agradecería muchísimo que me siguierais en ellas.

Twitter Waarket

Facebook Waarket

Google+ Waarket

Instagram Waarket

Saludos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here