Vivimos en un mundo en constante cambio y evolución, lo que obliga a las empresas a realizar cambios en sus rutinas de trabajos para adaptarse a estos nuevos tiempos en los cuales el internet ha sido el que mayor impacto ha causado.

Esto lo decimos porque actualmente no se puede aceptar el hecho de que una empresa no tenga presencia en internet, ya que esto les permitirá obtener múltiples beneficios; uno de estos beneficios y uno de los más importantes para las empresas es la comunicación, ya sea de la empresa hacia los clientes o de los clientes hacia la empresa.

Y uno de los métodos que actualmente está siendo muy utilizado por las empresas es el email-marketing ya que como mencionamos anteriormente se ha convertido en una poderosa arma digital, pero en realidad no es sencillamente enviar emails, sino que hay ciertos aspectos que debemos evitar para que las campañas cumplan con su objetivo.

Si le damos un mal uso a esta herramienta vamos a desaprovechar su gran potencial e incluso podríamos terminar alejando al mismo público que deseamos atraer.

Mencionemos algunos aspectos que debemos evitar:

No enviar contenido de valor.

Muy bien sabemos que lograr captar la atención de un cliente no es una tarea para nada sencilla ya que se necesita esfuerzo para encontrarlo y aún más para lograr dar en el punto en cuanto a cuáles son sus gustos y preferencias; pero el mayor reto es lograr la fidelización del cliente y mantenerlo satisfecho.

Un error muy frecuente en muchas campañas de email-marketing es no enviarle contenido de valor a los clientes, y como consecuencia 3 de cada 10 lo marcan como spam y se pierde engagement.

No personalizar el correo.

El hecho de personalizar un correo es un punto clave ya que el cliente sentirá que es a él personalmente a quien va dirigido el mail, el contenido debe ser atractivo, que ofrezca la solución a sus problemas, para tener más engagement.

Pero si cometemos el error de enviar al cliente un mail genérico el cual no llame su atención, que no responda sus dudas o no le dé solución a alguno de sus problemas, simplemente terminará en la bandeja de spam.

Exceso de temas poco importantes.

Este error del email-marketing va de la mano con los puntos anteriores, el correo es la carta de presentación de tu compañía y deberías evitar saturar al cliente con temas que pueden hablarse a profundidad en un segundo mail, si intentas hablar de todo en el primer mail perderás la atención y el interés del cliente.

No hacer uso adecuado del asunto y del remitente.

El asunto del correo electrónico y el remitente no son cosas que deban tomarse a la ligera, el asunto hará la introducción a tu contenido y es lo primero que ven tus clientes, mediante él podrás captar, o no, la atención de tu cliente.

El remitente debería ser el toque final, ya que si el cliente no sabe qué o quién envía el mail le generará desconfianza, te recomendamos incluir tu nombre y apellido, o nombre y nombre de la empresa para generar confianza en el cliente.

Saber puntos como estos te ayudarán a tener éxito con tus campañas de email-marketing, y si no los tomas en cuenta estarías desaprovechando una gran oportunidad de aumentar las ventas y el engagement de tu empresa.

Puntos tan pequeños como estos podrían tener un gran efecto positivo en tu empresa, si bien estos son sólo algunos de los errores que puedes evitar aún quedan otros, pero cuéntanos ¿qué puntos agregarías a esta lista de errores?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here