El otro día me ha preguntado un amigo si realmente merece la pena escribir un blog. Si está recompensado el esfuerzo que conlleva tener que buscar información y maquetarla, varias veces a la semana, sin cobrar por ello, y además, de vez en cuando, tener críticas bastante cañeras…

A veces, yo mismo me planteo esa misma pregunta. ¿Merece la pena lo que estoy haciendo? ¿Tiene algún sentido todo este esfuerzo que, a día de hoy, no me está dando de comer?

Sea cual sea la respuesta que me dé a mí mismo, ya que esta varía dependiendo bastante de mi estado de ánimo, acabo reincidiendo. Vuelvo a escribir y a contar mis cosas en este sitio donde nadie me dice lo que tengo que hacer. Bueno, si me lo dicen, pero al final hago lo que considero oportuno.

Creo que sí, que merece la pena hacerlo. Al final es una especie de diario personal donde comparto mis experiencias con un montón de miles de usuarios anónimos. Es agradable ver como unos pensamientos que antes estaban en tu cabeza, pasan a ser leídos por mucha gente, de un montón de lugares distantes del mundo. Sí que merece la pena…

Creo que todo aquél que quiera tener un blog para ganar dinero, acabará dejándolo ya que, os puedo asegurar, que esta no es la vía más rápida para hacerlo. Todo aquel que busque fama rápida a través de un blog, acabará dejándolo por la misma razón. Este no es un medio tan masivo que te permita llegar a ser alguien reconocido fácilmente. Ahora, pienso que todo aquel que tenga una pasión, a quien le guste una temática, en mi caso el diseño y todo lo que le rodea, y además le guste investigar y compartirlo sin ánimo de lucro, entonces sí. Si te ves identificado con este perfil, adelante. Crea tu propio blog. Estoy seguro de que disfrutarás muchísimo con él.

Mi blog de diseño gráfico, mi profesor de diseño gráfico.

Waarket como blog de diseño gráfico, ha sido mi mejor profesor. Como ya he comentado en artículos anteriores, en los que reflexionaba sobre esta misma temática, llevar un blog te fuerza a estar en constante aprendizaje, informándote de todo lo que acontece en tu mundo intelectual e intentando estar al día. Este es, para mí, el principal motivo de este esfuerzo, estar al día y contar cosas que sean reales.

Muchas veces he leído que soy un exagerado con los títulos, o que mis artículos son presuntuosos. Puede ser, pero tal vez este sea mi estilo, o tal vez no tenga la capacidad de hacerlo mejor. Sea lo que sea, así es como lo sé hacer a día de hoy y mientas no evolucione, esta será mi forma.

Desde hace años escribo, recuerdo que con 15 años tenía hojas y hojas de poesías, escritas bajo la inspiración del gran Syd Barrett, no sé donde acabaron todos esos papeles. Ahora, con la grandeza de lo digital y el online, mis escritos ya no se perderán, a no ser que venga una tormenta solar de esas que amenazan las tecnologías y me mande todo al carajo…

En fin, quiero empezar la semana contando todo esto, porque a veces me gusta contar este tipo de cosas. Quiero explicaros en que consiste llevar un blog de diseño gráfico y animaros a que lo intentéis ya que los que escribimos blogs tenemos que leer mucho, mucho sobre lo nuestro para tener de que hablar, y si os animáis a hacerlo, lo tendremos todos mucho más fácil.

Feliz semana a todos.

Aquí os dejo algunos artículos de esta misma temática que tal vez os resulten interesantes:

Merece la pena escribir un blog.

Cómo ser diseñador y tener blog.

Muchas gracias por leerme y recordad que podéis encontrarme en las siguientes redes sociales:

Twitter Waarket

Facebook Waarket

Google+ Waarket

Instagram Waarket

Linkedin Waarket

Todo el que quiera recibir mis post en su correo, tiene a su disposición un sistema de suscripción completamente gratuito en el home del blog. 

Y por favor, si te gustó este artículo y te fue útil, compártelo.

Gracias!

 

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here