Los profesionales de casi todas las industrias, pero particularmente aquellos en carreras que son creativas, saben que varios problemas pueden afectar su productividad. Desde la falta de sueño, hasta tener algunas distracciones a tu alrededor, encontrarás que tu productividad se ve afectada negativamente a pesar de que hagas todo lo que puedas para concentrarte y mantenerte en la tarea.

Sin embargo, los problemas más comunes que afectan la productividad, son la falta de sueño y poco descanso al dormir. En este artículo que traemos, junto a 2×3.cl, te nombraremos algunos aspectos sobre cómo afecta el sueño a tu desempeño creativo y cómo lograr un mejor descanso.

Cómo el sueño afecta la productividad.

Se sabe que la falta de sueño tiene varios efectos negativos en nuestra salud física. Además del impacto que tiene en tu cuerpo, también tiene devastadoras consecuencias para tu mente.

No puedes subestimar el impacto de la mala calidad del sueño o la falta de sueño en la productividad y el rendimiento de las personas debido a que afecta las funciones cognitivas cruciales en una variedad de formas, que incluyen:

Mala comunicación.

No te comunicas tan eficazmente cuando estás cansado. Hablas más despacio, deteniéndote a hablar con más frecuencia, divagas más, tiendes a repetirte innecesariamente y puedes perderte en la conversación. Si sueles perderte en el discurso que estás dando y preguntándote: “¿qué estaba diciendo?”, es probable que necesites dormir más.

Menor rendimiento.

Tu rendimiento se deteriorará con el tiempo a medida que pases más tiempo sin un descanso adecuado. Esto incluye que tendrás menos enfoque y una respuesta más lenta cuando te enfrentes a los problemas y tengas que tomar una decisión.

Tus pensamientos estarán más dispersos y no podrás formular soluciones tan fácilmente, hacer tu trabajo, el cumplimiento de lo programado y el seguimiento de los proyectos se verán afectados. Mientras no duermas lo suficiente, olvidarás más cosas.

Distracción.

Tendrás más dificultades para concentrarte en tu trabajo y te distraerás fácilmente por problemas menores cuando no estés durmiendo adecuadamente. El ruido de fondo, las personas a tu alrededor y otros problemas que generalmente no son problemas, pueden convertirse en dificultades cuando estás demasiado cansado.

Cometes más errores.

Los errores por omisión que cometes aumentan considerablemente cuando no descansas lo suficiente. No puedes centrarte en los pequeños detalles, lo que te lleva a olvidar pasos cruciales. También cometerás más errores al completar tareas, lo que podría arruinar en solo minutos un proyecto en el que has estado trabajando durante semanas. 

La necesidad de volver a hacer las cosas es común para las personas que no tienen sueño, lo que es una pérdida de tiempo y recursos.

Disminución de la creatividad.

Cuando no duermes lo suficiente tiendes a tener problemas con tu intuición y pensamientos innovadores. La resolución de problemas y la creatividad son habilidades cognitivas complejas que sufren dramáticamente cuando estás cansado porque tu cuerpo tiene que concentrarse en funciones esenciales en lugar de nuevas ideas.

Pasos que puedes tomar para una buena noche de sueño.

Afortunadamente, existen varias maneras en que puedes dormir bien si sigues algunos pasos simples. Si realizas algunos de estos, pronto verás un aumento en tu productividad y la creatividad a medida que tu cerebro se beneficia de un mayor descanso y recuperación.

Mantente en horario.

Un horario de sueño regular te ayudará a conciliar el sueño de manera más fácil cada noche. Con el tiempo, tu cuerpo se acostumbra a tener una hora de acostarse y comenzarás a sentirte cansado durante esos momentos para que vayas a dormir. 

Planea dormir de siete a ocho horas cada noche y, si te acuestas y te despiertas todos los días a la misma hora, crearás un ciclo de sueño. Aunque puede ser tentador quedarse despierto hasta tarde y dormir los fines de semana, evitalo cuando sea posible. Si debes modificar el sueño, trata de no cambiar el horario por más de una hora.

Haz que tu habitación sea ideal para dormir.

Tu habitación debe ser el lugar ideal para conciliar el sueño fácilmente y permanecer dormido. Esto significa eliminar distracciones como televisores, dispositivos electrónicos y otros artículos que no ayudan a que descanses. Tu habitación debe ser oscura, fresca y tranquila.

Se activo durante el día.

Debes ser lo más activo que puedas durante el día. Si trabajas largas horas, es especialmente importante tomar descansos durante el día para caminar alrededor de la cuadra, subir o bajar escaleras o simplemente hacer algo de estiramiento.

Si puedes hacer ejercicios todos los días durante al menos treinta minutos, dormirás mejor por la noche. Ya sea que hagas cualquier tipo de ejercicio, tu cuerpo producirá endorfinas y serotonina como resultado que conducen a un sueño que hará que descanses de mejor manera por la noche. 

Sin embargo, debes tener en cuenta que el ejercicio no debe realizarse inmediatamente antes de acostarte. Hazlo temprano durante el día o al menos cuatro horas antes de retirarte para que tu cuerpo y cerebro tengan la oportunidad de relajarse y descansar.

Controla lo que comes.

No deberías pasar hambre, pero tampoco comas justo antes de acostarte. Las comidas abundantes como la pizza puede hacerte sentir incómodo y dormirás mal debido a que tu cuerpo estará digiriendo activamente los alimentos, haciendo que tu sueño sea más ligero.

Por otro lado, tener demasiada hambre evitará que tengas una buena noche de descanso. Por lo que es importante tener una comida razonable al menos tres o cuatro horas antes de ir a dormir y, si debes tomar un refrigerio ligero, hazlo al menos una hora antes de acostarte y que sea una porción pequeña.

Consejos para dormir a largo o corto plazo.

Si bien las soluciones a corto plazo pueden hacer que duermas mejor si has tenido insomnio durante mucho tiempo, las mejores soluciones son las de largo plazo. Centrarte en aspectos que puedes cambiar que continuarán beneficiándote mucho después de que tu sueño haya mejorado asegurará que no tengas problemas en el futuro.

Invertir en un colchón de espuma viscoelástica de alta calidad, cortinas que bloqueen la luz y pijamas de buena calidad promoverá la relajación y un mejor sueño que te brindará una noche tranquila durante años.

Muchas gracias por vuestra atención y nos vemos, y nos hablamos, por las siguientes redes sociales en las que espero que me sigáis:

Twitter Waarket

Facebook Waarket

Instagram Waarket

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here