¿Somos los diseñadores Psicólogos o tal vez necesitamos uno?

En las escuelas y facultades de diseño gráfico nos suelen enseñar conceptos psicológicos aplicados al diseño. Leyes y principios básicos para crear buenas composiciones. Pero ¿qué ley hay que aplicar cuando un cliente, sin justificación ninguna, nos rechaza un trabajo por la sencilla razón de que no le gusta?

La Psicología y el Diseño.

En el Diseño Gráfico, el diseñador se enfrenta a varias circunstancias en las cuales se requiere tener un estudio y bases previas para elaborar una imagen, un cartel, una marca, etc., de una forma exitosa y profesional, como diseñadores gráficos estamos en contacto frecuente con crear cosas nuevas, para poder llevar a cabo nuestras ideas debemos tener en cuenta otros aspectos conceptuales si queremos obtener resultados óptimos. En este artículo voy a exponer las distintas leyes y teorías a nuestro alcance, y cómo influye la psicología, esencial en la aplicación de conocimientos en el área, principalmente como esto nos es útil en nuestros diseños y cómo podemos aplicarlos.

somos-los-diseñadores-psicologos-o-tal-vez-necesitamos-uno2

La tecnología, por si sola, no comunica un mensaje.

La tecnología es, simplemente, una herramienta. Muchos creen que por tener los últimos dispositivos tecnológicos haremos mejores trabajos, pero la realidad es que se deben de tener conceptos para poder lograr los mejores diseños ya que existe una base sólida en ellos. La tecnología es muy útil, pero no podremos explotarla de forma positiva sin los conocimientos requeridos para crear, influir, y que los diseños tengan el impacto deseado.

La percepción en el Diseño.

Existen leyes que son las que sirven de apoyo para ayudar a comprender y captar la interpretación de un mensaje hacia el usuario, todas ellas forman las leyes de Gestalt, «Gestalt» se refiere a «forma, figura u organización».

Para poder lograr este proceso, la mente se encarga de configurar ciertos elementos que llegan a través de canales sensoriales, a lo cual llamamos percepción o memoria. Por esto mismo, la Ley de Pregnancia es un principio básico, la cual afirma que las percepciones y el ser capaces de poder reconocer un mayor número de formas, es posible gracias a la experiencia que vamos adquiriendo desde pequeños.

Junto a esta ley hay otras más que ayudan a reconocer fácilmente las formas y a comprender el proceso de percepción; una de ellas es la Ley de Cierre, donde la mente se encarga de complementar los elementos faltantes en una figura de forma inconsciente y el que pueda complementarse como se ha visto anteriormente es posible a que tenemos conocimientos que se fueron adquiriendo con experiencia. Con esta ley se explica el que podamos leer una frase tan solo viendo la mitad superior de las letras.

somos-los-diseñadores-psicologos-o-tal-vez-necesitamos-uno3

Otra ley a mencionar es la de la Simetría, donde las imágenes que son muy similares en forma y volumen se perciben como iguales en un solo elemento a pesar de la distancia en la que se encuentran y las asimétricas se perciben como algo que no tiene balance, algo negativo en la estructura, y que puede opacar otros elementos en el diseño.

También se pueden encontrar principios, tal es el caso del Principio de Similitud, en el cual todos los objetos iguales de la composición se perciben agrupados cuando es posible que se pueda observar desde otra perspectiva, pero hay veces en que solo se aprecia lo primero que se ve, desde el mismo punto y no desde otros puntos que den una mayor diversidad a la forma de apreciar la estructura.

La ley o Principio de Figura-Fondo, es donde se tiene que tener claro que es lo que debe de resaltar más de la composición, de tal modo se asocia y tienen mucho que ver aspectos como el tamaño, color, posición, dirección, etc. Pero uno es el que debe de sobresalir más que el otro o llamar más la atención del usuario.

Así mismo, nos podemos dar cuenta de que estas anteriores son algunas de las leyes y principios de los cuales un diseñador gráfico debe de tener conocimientos previos para poder estructurar de manera adecuada sus diseños y el mensaje que quiere transmitir.

Hay leyes y principios vitales de Psicología aplicada al diseño, muy útiles para el correcto desarrollo de nuestro trabajo.

Pero ahora vamos a la segunda parte.

No lo quiero porque, sencillamente, no me gusta.

Los diseñadores gráficos padecemos en nuestras propias carnes, y constantemente, frases como el título de este apartado,  «me gusta», «no es lo que me esperaba», «no es como yo lo había imaginado», etc., etc., etc.,

Muchas personas escogen el Diseño Gráfico como vocación, y cuando empiezan a desarrollar la labor se encuentran con este aspecto del trato con los clientes, de todos modos, inevitable. Os puedo asegurar que he visto a gente que trabajaba conmigo, y por qué negarlo, yo mismo, lo hemos pasado realmente mal.

Un encargo al que le dedicamos mucho tiempo, intentamos hacer las cosas con sentido, aplicando las leyes que antes he expuesto, y al presentarle el trabajo al cliente, sencillamente nos dice que no le gusta y todo nuestro trabajo se va a la basura.

Hay que estar preparado para estas situaciones. Hay que respirar hondo, tranquilizarse, meditar si es necesario para poder sobrellevar nuestra vocación, que aunque no es físicamente peligrosa, psicológicamente puede ser muy dura en momentos como estos que estoy relatando aquí.

somos-los-diseñadores-psicologos-o-tal-vez-necesitamos-uno4

¿Necesito ir al Psicólogo?

Una vez expuesto el problema llega el momento de buscar la solución. Dependiendo de cómo nos afecte a cada uno de nosotros podemos actuar de una manera o de otra. Libros de Psicología, visitar a un psicólogo, tener una actividad física alternativa que nos ayude a relajarnos, en mi caso, practico Aikido. Hay que tener una vía de escape para no acumular momentos como este y poder comenzar una nueva jornada con la mente relajada.

Esto, aunque pueda parecer una exageración, es algo realmente serio. Os lo expongo aquí para que no os pille por sorpresa a los que estáis estudiando.

Ser fuertes mentalmente, entrenad vuestra capacidad emocional y así podréis llevar mejor este trabajo.

No os alteréis con vuestros clientes, tienen todo el derecho a no aceptar un trabajo, no os enfadéis con vuestros compañeros cuando os dicen que algo no les gusta, siempre que lo hagan de una manera constructiva, y no dejéis un trabajo porque vuestro jefe no os acepta un diseño. Reflexionad sobre estas palabras y empezar, cuanto antes, a buscar un apoyo mental a estas situaciones inevitables para los diseñadores.

Seguro que con el tiempo me agradeceréis este consejo…

Como sabéis, podéis encontrarme en las siguientes redes sociales:

Twitter Waarket

Facebook Waarket

Google+ Waarket

Instagram Waarket

También informar de que el que quiera recibir mis post en su correo, tiene a su disposición un sistema de suscripción completamente gratuito en el home del blog.

Suerte y ánimo.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social Media

Te puede interesar..

Recibe todas las novedades

Subscríbete a nuestra Newsletter

Sin spam, notificaciones solo sobre nuevos productos, actualizaciones.

Categorías

Post relacionados