Reflexión personal semanal (08/12/13).

0
61

Termina una nueva semana. Falta poco para que termine el año. Quiero dedicar este artículo a la reflexión. No voy a escribir sobre nada técnico. Voy a hablar sobre cómo ha sido para mí esta semana. Lo creo conveniente y necesario, y lo entenderéis si leéis el resto del artículo.

Esta ha sido la primera semana de vida de mi proyecto Waarket. Google lo acaba de indexar. Ahora si pones Waarket en google ya sale esta web. Aun así, parece como si llevara aquí toda la vida.

No os podéis imaginar lo gratificante que es comenzar un proyecto, publicar artículos en una web que aún no existe, y ver como en solo 7 días, la web ya cuenta con más de 4.000 visitas. Una web que aún no existía para los buscadores hasta esta mañana.

Y eso no es nada. ¿De qué sirven los datos si detrás no hay un fondo?. Está muy bien tener tantas visitas en tan poco tiempo, sobre todo en los primeros días de vida. Pero eso no es, para nada, lo más importante. Ni de lejos. Lo más importante esta semana ha sido la respuesta de la gente. La cantidad de emails de ánimo y deseándome suerte que he tenido. Un montón de seguidores de las redes sociales enviándome mensajes de todo tipo, incluso agradeciéndome la labor didáctica que estoy intentando hacer desde mi modesto blog.

También habéis escrito muchas respuestas en la mayoría de los artículos que escribo. Eso es lo que a un blogger, diseñador, currante, o como lo queráis llamar, le pone las pilas. Le ilusiona para escribir un post cada día.

Desde aquí quiero dar gracias a toda la gente que me lee, a toda la gente que me escribe y a toda la gente que me está ayudando, diciéndome que el que les está ayudando soy yo.

 

Es muy sencillo escribir cuando alguien te pide que escribas, cuando alguien te dice qué tienes que escribir, y cuando ves, como al momento de publicar un artículo, ya tienes varios retuiteos. Ves que tu artículo ha sido compartido varias veces por todas las redes sociales. Así es muy sencillo. Y esto, no es mérito mío. Es mérito vuestro.

Dicen que la unión hace la fuerza, y es verdad. El estar unido a gente de todo el mundo, unidos por una red fina pero resistente, unidos desde nuestras necesidades de supervivencia.

Al final el mundo va a ser mejor de lo que nos quieren hacer creer.

Esta semana hemos visto que hasta la competencia te puede ayudar, hemos visto que si no encontramos trabajo tenemos otras vías de escape, hemos visto que si tenemos una ilusión todo es posible. Esta semana Waarket ha nacido y ha cumplido una semana. Esta semana nos hemos hecho amigos.

Espero que la semana que empieza mañana sea como esta que termina hoy. Espero poder ayudaros a aclarar vuestras ideas y que me ayudéis a aclarar las mías. Y el domingo que viene volver a contar aquí mi reflexión semanal.

Gracias por hacer realidad el sueño de un diseñador, que un día decidió recorrer el camino solo y al empezar vio que estaba acompañado por el mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here