Es rotundo si, pero es realista. El trabajar de diseñador puede llegar a ser un trabajo de riesgo. Se que muchos se pueden oponer a esta idea, pero os aseguro que si no tomáis las medidas adecuadas, este trabajo puede ser muy perjudicial para vuestra salud.

Errores principales en la forma de trabajar de un diseñador.

1. La silla y la forma de sentarse.

Si no quieres acabar teniendo graves problemas de espalda, invierte en una buena silla de trabajo, de esas que te obligan a estar bastante recto. Todos sabemos que después de unas cuantas horas de trabajo, nuestra postura es la misma que la de un niño cuando baja un tobogán, por lo tanto tenemos que forzarnos a tener una postura adecuada. No os toméis esto como una broma, puede llegar a ser un problema severo si no lo tenemos en cuenta.

2. Muchas horas seguidas frente al monitor.

No hay que olvidar que un monitor es una fuente de luz. Casi como una lámpara. Nuestros ojos están a una corta distancia de él durante mucho rato seguido, y por si fuera poco, es muy frecuente en los diseñadores el reducir el número de parpadeos cuanto estamos concentrados (dicho por oculistas). Solución: Hacer una pausa de 5 minutos cada hora de trabajo, y no para ver internet, esta pausa tiene que ser para apartarse de nuestro puesto de trabajo y que nos dé un poco el aire. Sé que esto es algo muy complicado, sobre todo para los que trabajáis por cuenta ajena, pero si no miráis vosotros por vuestra salud, nadie lo hará. Exigirlo.

3. De casa al trabajo y del trabajo a casa.

Esta rutina es muy común, demasiado diría yo, y no solo para los diseñadores, también para el resto de trabajadores de otras áreas. Mi recomendación y la de muchos otros es la práctica de algún tipo de deporte. Yo lo hago así: a primera hora de la mañana voy a caminar 1 hora. Suelo hacer alrededor de 6km. Os aseguro que luego afrontas el día con más energía. Por la noche entreno 1 hora de aikido, entre 2 y 3 veces por semana. Los fines de semana intento ir a hacer un poquito de surf, gracias a que al vivir en Fuerteventura, esto puedo hacerlo durante todo el año. Esto ayuda muchísimo a sobrellevar mí día a día, y es que el trabajar sentado puede ser bastante malo para el cuerpo si no se hace nada de ejercicio.

4. Ir a dormir justo después de trabajar.

Esto es bastante común en los que trabajamos por cuenta propia. Apuramos el tiempo a tope y cuando no podemos más nos vamos a dormir. Esta práctica es muy poco recomendable. El cerebro tiene que desconectar un poco entre una fase y otra. Ya sea que veas un poquito la tele, que leas un rato o que salgas al balcón de tu casa. Lo que sea, pero no vayas a dormir directamente desde tu puesto de trabajo. Tu cabeza te lo agradecerá y al día siguiente estarás más descansado.

diseñar correctamente

Seguro que a vosotros se os ocurren un montón de casos más, que van en contra de nuestra salud. Os agradecería que los contarais aquí a ver si entre todos creamos un manual de buenas prácticas para el desarrollo de nuestra profesión.

Espero que este artículo sea de vuestro interés y os ayude a perfeccionar vuestras costumbres en el trabajo.

Os agradecería que me siguierais en mis redes sociales:

Twitter Waarket

Facebook Waarket

Google+ Waarket

Instagram Waarket

Todo el que quiera recibir mis post en su correo, tiene a su disposición un sistema de suscripción completamente gratuito en el home del blog.

Compartir
Artículo anteriorErika Castilla. La calidez de los vectores.
Artículo siguienteCómo usar las tipografías para que te lean.
Comencé en esto de la comunicación, hace ya algunos años (1.997), como director de arte en algunas agencias de Asturias. Más tarde me trasladé a Fuerteventura en donde fundé Estudio Creativo y ejercí de director ejecutivo 4 años. Actualmente dirijo el proyecto “Waarket”, un espacio creativo donde la imagen compite con la palabra.

13 Comentarios

  1. EXTREMO!!!! muy buen articulo, saludos! falto mencionar los problemas en las articulaciones, sobretodo muñeca y codo, pero tambien rodillas y tobillos por la postura al sentarse. claorq eu tambien hombros y cuello hehe (no olvidemos los dedos de las manos)

  2. Añadiría usar gotas para los ojos “lágrimas artificiales” de 2 a 3 veces al día. Por cierto, yo también hacía Aikido. 😉

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here