El regreso de las vacaciones es morir un poco…

0
521

Qué tiempos aquellos en los que uno no tenía que preocuparse de nada, donde lo único que importaba era el clima del día y los planes de ocio para la jornada. Esa sensación, la de andar por un lugar desconocido sin saber a donde te llevará una calle u otra. Eso son las vacaciones, pero ya se han terminado y comienza la vida real. Estos consejos te ayudarán a afrontar este duro trámite.

Una vez terminadas las vacaciones empieza de nuevo la rutina. Dicen que estos periodos de descanso te cargan las pilas, pero la primera sensación es la de todo lo contrario.

  1. Tristeza
  2. Pereza
  3. Sensación de perdido
  4. Angustia

Y todo un sinfín de adjetivos bastante poco optimistas.

Pero como si de niños pequeños se tratara, vamos a ver las partes buenas de volver de las vacaciones:

  1. Te reencuentras con los compañeros de trabajo
  2. Te reencuentras con los clientes
  3. Te reencuentras con los proveedores
  4. Te reencuentras con los lectores (blogueros)

Y todo un sinfín de adjetivos bastante optimistas (aquí se nota que estoy forzando ¿verdad?)

waarket-team-en-glasgow

Lo que si es cierto es que comienza una temporada nueva y, ya seas empresario, trabajador o estudiante, eso significa un reinicio. Un punto nuevo donde poder iniciar una temporada que, dependiendo del enfoque, puede ser exitosa o no, así que vamos a ver cómo podemos hacer para conseguir acercarnos más a ese éxito que tanto buscamos.

  1. Empecemos la temporada creando una lista de tareas a corto plazo. La mejor forma de no andar perdidos y de comenzar la actividad es escribiendo todas esas cosas que, a pesar de que no nos llevarán demasiado tiempo, son bastante urgentes.
  2. Enviar un email a nuestros clientes, desde los más importantes hasta los más lejanos. En este email les saludaremos y les diremos que ya hemos llegado de nuestras vacaciones con “las pilas super cargadas”. Este email es una pequeña acción de marketing con la que podremos recordar a nuestros clientes que seguimos aquí.
  3. Cambiemos el aspecto básico de nuestros sitios online. Que la gente vea que hemos vuelto y que daremos mucho que hablar. Cambiar la portada de Facebook o de Twitter, escribir un nuevo artículo en nuestro blog, por ejemplo: contando a nuestros lectores que las vacaciones ya han terminado… etc.
  4. Hagamos una lista de metas para esta temporada. Es importante separar las metas por su consecución en el tiempo, es decir: objetivos a corto, a medio y a largo plazo. Normalmente, los objetivos a corto plazo suelen ser más que los objetivos a medio plazo, y a su vez, estos son menos que los objetivos a largo plazo. El motivo de esto es precisamente la motivación (valga la redundancia).
  5. Organicemos una reunión con nuestros compañeros de trabajo para ponernos todos al día y aunar fuerzas para comenzar mejor nuestro ejercicio. Además esta acción es muy útil para inundarse de la motivación y las ideas de nuestros partners.

En definitiva, volver de las vacaciones es morir un poco, pero solo un poco, lo suficiente como para darnos cuenta de que aún seguimos vivos, y de que tenemos muchas, pero que muchas cosas que contar y que hacer.

La actitud es el paso previo a la aptitud, si quieres destacar tienes que creer que vas  a hacerlo, luego convencer a los demás será pan comido.

Agarra al toro por los cuernos y a por todas. Este año aún tiene muchos días por delante y vamos a exprimirlos al máximo.

Muchas gracias por haber leído este artículo, como siempre, espero que te sea útil.

Como sabéis. podéis encontrarme en las siguientes redes sociales:

Twitter Waarket

Facebook Waarket

Google+ Waarket

Instagram Waarket

Todo el que quiera recibir mis post en su correo, tiene a su disposición un sistema de suscripción completamente gratuito en el home del blog. 

Y por favor, si te gustó este artículo y te fue útil, compártelo.

Gracias!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here