Muchas veces los diseñadores cobramos, no solo por nuestro trabajo de diseño, si no también por la intermediación en varios campos: La imprenta, la programación web, la contratación de personal para acciones de marketing, etc. Aquí llega la gran duda… ¿Cuánto debo de ganar en estos casos?

La responsabilidad tiene su precio.

Hay que tener en cuenta que el ser intermediario puede llegar a ser una situación de mucha responsabilidad, ya que hay varios aspectos a tener en cuenta antes de asumir este rol.

  • Seremos los encargados de gestionar el encargo con el cliente, y ante el, responsables del acabado.
  • Seremos responsables de gestionar el encargo con el proveedor, y ante el responsable de la entrega del trabajo.
  • Seremos los encargados de la entrega del proyecto, a tiempo para cumplir plazos
  • Seremos los encargados de la entrega al cliente del trabajo final, con el supuesto transporte del mismo
  • Seremos los responsables de que todo salga bien, en caso contrario, asumiremos, seguramente, parte de los costes.

Como veis, el ser los encargados, por ejemplo, de enviar un diseño a una imprenta, no se termina en enviar un email. Tenemos que asegurarnos de que no hay fallos en el contenido, ni en la preimpresión, de que se cumplen los plazos y de que el cliente recibe, en el plazo acordado, el trabajo final.

como calcular los margenes de beneficio waarket

La realidad de la corrección tardía.

Más de una vez veremos que los clientes corrigen los trabajos una vez están impresos. Por mucho que les enviamos una prueba final vía email, o aunque le llevemos una prueba impresa, muchas veces será cuando entreguemos el paquete cuando el cliente se de cuenta de que el teléfono está mal, y en este caso, nos tocará asumir los costes.

Esta justificado el importe, extra y adecuado, que le tenemos que añadir al precio de nuestro proveedor por la responsabilidad que asumimos al gestionar la producción de el trabajo.

Muchos proveedores nos ofrecen un % que suele estar entre el 10% y el 20%. En muchos casos no son suficiente para asumir la responsabilidad que implica esta intermediación. Hay que tener en cuenta que en caso de repetición del trabajo, estaríamos perdiendo una cantidad de dinero que, en muchos casos, puede ser importante. Por esta razón considero que el % adecuado a implementar en estos casos tiene que rondar el 30%.  Menos de eso hace que la intermediación no sea rentable.

Para poner cifras al ejemplo: un encargo que cueste 100€ debería de cobrarse, como mínimo a 130€, y de ahí para arriba.

De todos modos, y como suelo hacer, quiero dejar claro que esta es mi opinión, basada en más de 15 años de experiencia en este sector. Hay que tener en cuenta que los costes se adaptan a los mercados según la ley de la oferta y la demanda, pero hay que ser consecuentes y no asumir riesgos innecesarios o aquellos que el beneficio que nos aparte no justifique el riesgo asumido.

Espero que este artículo os sea útil y que no os veáis metidos en situaciones que no os merezcan la pena.

Como siempre, te recuerdo que me puedes encontrar en las siguientes redes sociales. Te agradecería muchísimo que me siguieras en ellas.

Twitter Waarket

Facebook Waarket

Google+ Waarket

Instagram Waarket

Linkedin Waarket

Y por favor, si te gustó este artículo, compártelo.

Muchas gracias.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here