A todos nos ha pasado alguna vez. Por una razón o por otra, hemos decidido, o tenido, que dejar un proyecto al que le habíamos dedicado una parte de nuestra vida. Ya sea un trabajo, una empresa propia o un blog.

Esto es justamente lo que me acaba de suceder a mí. Mi etapa en Estudio Creativo ha concluido y ha llegado el momento de emprender algo nuevo.

Voy a comentar aquí como estoy planteando esta nueva etapa y los pasos que debo de dar antes de lanzar este nuevo proyecto 🙂

1. Mantenlo en secreto hasta el día de la salida.

Siempre es bueno causar impacto, por lo tanto, no lo cuentes a nadie. Bueno, a tu familia sí, pero a los amigos déjalos para después ya que se les puede escapar y el efecto que quieres dar se perdería.

2. Procura que tu nueva imagen mejore la anterior.

Avanzar es mejorar. De nada sirve que comiences una nueva etapa sin mejorar lo que tenías y ofrecías en la anterior.

3. Procura que tu nuevo estilo sea diferente al anterior.

No solo se trata de que tu nuevo proyecto sea mejor que el anterior, también ha de ser diferente. Si tu anterior color corporativo fue el rojo, ahora que sea el azul.

Es posible que tu anterior proyecto acabe siendo tu competencia, así que diferenciarte bien y que no te confundan con lo antiguo.

4. Ten una filosofía y aplícala a tu imagen.

En mi caso me he inspirado en el Arte de la Guerra (Sun Tzu), un célebre libro de estrategia militar de la China tradicional, muy utilizado en nuestros días aplicado al Marketing. El otro punto que ha marcado la filosofía de mi nueva etapa son los samuráis y su modo filosófico y guerrero de ver el mundo.

“En el arte del guerra hay que jugar al engaño. Que tus enemigos piensen que estás lejos cuando estas cerca y que estás cerca cuando estás lejos…”

5. Busca colaboradores que apoyen tu nueva etapa.

Seguramente que, en tu anterior etapa, tenías colaboradores, socios, trabajadores o jefes que desempeñaban una función importante. En esta nueva has de poder trabajar de una forma similar. Busca alternativas que te permitan no solo dar el mismo servicio que dabas antes sino mejorarlo.

6. Mejora tu tarifa de precios.

Considero que, ya que comienzas un nuevo proyecto, tienes que dar motivos a los posibles clientes para que trabajen contigo. En este punto eres más desconocido que antes, por lo tanto, mejora tu oferta. Ten una tarifa de precios competitiva. A tiempo estarás después de subirla.

7. Aprovecha al máximo la energía que te da la ilusión.

Con ilusión ocurren cosas, muchas cosas, de repente vemos los retos de otro modo, todo nos parece más fácil de solucionar, y de hecho es así, por eso hemos comenzado un nuevo proyecto.

«Aprovecha este momento para comenzar con la mayor fuerza y energía posible.»

Los comienzos son duros, y esto es un comienzo. Pero no del todo, traes experiencia, has aprendido como solucionar muchos de los problemas que antes no sabías.

Así que ánimo y a por todas.

Nos queda un largo camino que recorrer y vamos a ser los mejores!!!

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here